jueves, 8 de octubre de 2009

La tradición más cruel.


Desde hace mucho tiempo, este parece ser uno de los temas más complicados a debatir, y no sólo eso, sino que nunca llevan a ningún sitio. Y no llevan a ningún sitio por la simple razón de que no se puede discutir un tema con personas que en vez de cráneo tienen muros de hormigón. No se puede tener la mente tan cerrada...

Me cansa escuchar la palabra "cultura", me cansa aun más escuchar la palabra "arte" y me duele escuchar la palabra "tradición". Pero no, no voy a dar el típico discurso en contra de la tauromaquia. Voy a dar mi forma de pensar basándome en definiciones ya establecidas y voy a intentar hacer un razonamiento que espero que muchos de ustedes lo entiendan.

La tauromaquia nació en España en el siglo XII,se expandió por Portugal y el sur de Francia. Es lógico que en la antigüedad tuviera éxito, ya que desde tiempos inmemorables (donde ni existían los derechos humanos) eran bien recibidas las peleas de gladiadores.
La tauromaquia se ha llegado a convertir en un festejo típico de nuestro país.

Pero antes de profundizar en este tema, me gustaría repasar algunos conceptos.

En el diccionario de la Real Academia Española, el arte se define como: -Manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros.

Aún no he encontrado la parte donde se incluye el "arte" de aterrorizar a un animal, humillarlo y hacerlo agonizar hasta su muerte delante de cientos de personas.
No, la tauromaquia no es un arte.

También he buscado la definición de cultura: Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social...

¿Alguien me explica donde esta la cultura en la tauromaquia?

Y ahora hablemos de la palabra tradición.
Es cierto, algo que se lleva realizando durante años puede llegar a convertirse en una tradición. Pero hablemos mejor de tradiciones.
La lapidación es un método de ejecución muy antiguo y cruel. Se lleva a cabo actualmente en Oriente Medio contra mujeres que cometen adulterio. Es un método que lleva realizándose años. ¿Es éste un motivo para que se siga realizando?

En ningún caso quiero asemejar la tauromaquia a la lapidación, son cosas totalmente distintas, ya que en una de ellas atentamos contra personas, algo vergonzoso para nuestra especie.
Pero no deja de llevar la misma teoría que nuestra asquerosa "Fiesta Nacional".

Y tampoco los animales están hechos para eso. La función de un animal en este planeta no es la de ser torturado hasta la muerte para la diversión humana.
No tenemos ningún derecho a imponernos sobre ninguna especie y a decidir sobre sus vidas.
¿Os hace sentir bien el creeros superiores a otras especies? ¿Ayuda eso a crear una sociedad en la que la igualdad sea el pilar fundamental de nuestra visión ante los demás?

Nadie es superior a nadie, nadie tiene poder sobre nadie. Estamos todos en este mundo para compartir un planeta y respetar tanto a los de nuestra misma especie como a los individuos de especies distintas.

Aborrezco y seguiré aborreciendo el resto de mi vida a todas las fiestas populares neandertales de gente sin sentimiento.

Pero hay una cosa que tengo clara. La abolición esta cerca.

Un saludo.
Pablo Escribano.

2 comentarios:

*Jaco* Wuca dijo...

Un "especista" te dá la razón totalmente ;)

miradadelince dijo...

Algún día lograremos que se acabe con esta locura